LA EVALUACIÓN Y SU RELACIÓN CON LOS RESULTADOS DE APRENDIZAJE

Existen varias formas de concebir la evaluación, una de ellas es “la evaluación del aprendizaje”, en donde el estudiante hace una rendición de cuentas, es “objeto de la evaluación” y depende totalmente del criterio del docente, de lo que le indica como bien o mal. En este contexto se trabaja el aprendizaje superficial y memorístico, se enfatiza en la solución de problemas (no en la formulación) y se considera que la colaboración para llegar a soluciones es un engaño. Esta visión se centra en la calificación, no en el aprendizaje.

Por otra parte, está “la evaluación para el aprendizaje”, en la cual el proceso evaluativo es una fuente de experiencias con el fin de que el aprendizaje sea profundo y para toda la vida. En esta visión el estudiante es “sujeto de la evaluación” y se promueve que aprenda a juzgar de forma autónoma lo que constituye un buen o mal trabajo.

En la educación actual es importante comprender la importancia de “la evaluación para el aprendizaje” en el marco de los cambios generacionales y de las necesidades del mercado laboral de profesionales integrales con competencias disciplinares y transversales. Adicionalmente, desde esta comprensión y desde la responsabilidad docente debe ponerse en práctica.

En “la evaluación para el aprendizaje”, lo más importante del proceso ENSEÑANZA-APRENDIZAJE es esa segunda parte (aprendizaje), en donde el centro es el estudiante (quien aprende), en consecuencia, la planificación, desarrollo y evaluación debe hacerse en torno a él. Así toman gran importancia los resultados de aprendizaje (RA), que están directamente relacionados con lo que el estudiante debe lograr. Ya no planificaremos basados en objetivos, pues éstos se relacionan con las intenciones del docente.

Ahora, es la EVALUACIÓN la que valida, o no, el logro de los RA.

La planificación en el aula debe partir del PERFIL DE EGRESO del programa. El docente debe ser consciente de cómo desde la asignatura se contribuye para alcanzar ese perfil y para desarrollar algunas de las unidades de competencias (UC) del programa.

Teniendo seleccionadas esas UC, construirá las competencias y también los RA de la asignatura (lo que se espera que el estudiante conozca, comprenda y sea capaz de hacer al finalizar el curso, para lograr esas competencias).

Con los RA claros, el docente diseña las actividades de aprendizaje, es decir, con qué acciones (talleres, proyectos de aula, juegos…) se logrará que el estudiante alcance los RA.

Paralelamente, se selecciónan los medios, técnicas y herramientas para validar los resultados. Y qúe es la validación?, nada más que la evaluación.

Un ejemplo:

 

HEREDIA, M. 2020

2 comentarios sobre “LA EVALUACIÓN Y SU RELACIÓN CON LOS RESULTADOS DE APRENDIZAJE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s